Ayer y antes de ayer han sido un par de días un tanto ajetreados en el trabajo y fuera de él casi no he tenido tiempo de conectarme para escribir nada.

Después del trabajo había quedado con Jose, un amigo de Spaniards que trabaja en el Samsara y fuimos por ahí a tomar unas pintas… al final acabamos en su bar, me presentó a sus compañeros y estuvimos en clases de tango donde me llamó la atención una chica rubia muy alta de pelo corto que al final resultó que la conocía de una fiesta a la que fui hace un montón de tiempo.

Aquella fiesta estuvo bien y la rubia sigue igual de maravillosa, el problema es que después del plantón que la di para marcharme con una irlandesa no va a ser nada fácil convencerla de que me acompañe más allá de ser mi pareja de baile… aunque después de no quitarme el ojo de encima no sé qué decir.

También estaba una chica de eBay que nunca recuerdo su nombre y que tiene unos ojos verdes de ciencia ficción, amiga de otra chica de eBay que tiene… bueno, supongo que ahí tiene que caber un corazón enorme.

Ahora estoy de nuevo en el trabajo, ya no suena música y las mujeres no visten de negro con zapatos de tacón. Mientras tanto, miro el reloj y espero que lleguen las 6.

Anuncios