Lost es la historia de un grúpo de supervivientes en una isla desierta tras estrellarse el avión en el que viajaban de la compañía Oceanic Airlines.

A lo largo de la serie se nos va descubriendo el tormentoso pasado de cada uno de los protagonistas y la lucha interior de cada uno por superar sus problemas.

Desde un principio me enganchó por mezclar problemas tan conocidos acerca de la supervivencia como la falta de agua o comida con otros que, normalmente, no son tan populares como aquellos relacionados con la convivencia más allá de la sociedad en la que vivimos.

Más allá del bien y del mal veremos qué sucede cuando un herido no se muere por las buenas, cuando una embarazada necesita más alimento y agua que el resto o cómo las diferencias culturales condenan a unos individuos y al resto le parece genial y preguntarnos qué ley hay que aplicar cuando no hay ninguna ley más que la del más fuerte.

Todo esto mezclado con una serie de misterios y anomalías que nuestros protagonistas no saben cómo explicar… ¿casualidades o son algo más?

Una de las mejores series del momento de la cadena ABC que cuenta con todo tipo de fanáticos y seguidores incondicionales.

Anuncios