Mi supervisor me ha dicho que me cogerá otro día más de mis vacaciones por el día de más que estuve en Girona lo cual a mí me ha parecido muy ruin por su parte: lo único que va a conseguir es que la próxima vez le diga que estoy un poco enfermo por el frío viento de la montaña.

En fin… qué le jodan, a tomar pol culo todo.