Tras el éxito de películas de bajo presupuesto como Por un puñado de dólares y El bueno, El feo y El malo la Paramount propone a Sergio Leone la oportunidad de rodar con Henry Fonda al que enmarcarían en uno de sus papeles más notables dando vida a uno de los villanos más famosos del Western.

Os dejo con esta escena donde queda bien claro lo despiadado que es.