Hoy, es decir: ayer, dándo una vuelta por Symantec con mi amigo Baco nos hemos percatado de un pequeño Compaq Evo tirado en una de las canastas de reciclaje y hemos comenzado a descuartizarlo. Al final le he dicho que me lo llevaba y mi amigo, mitad no me lo creo mitad este es capaz me ha dado la memoria y el disco duro que le habíamos sacado y se me ha quedado mirando.

El resultado es que ahora tengo un nuevo compañero en casa. Es un Pentium4 1.8@400Mhz con 256DDR2 y una licencia original de Windows XP Pro. Lo iban a reciclar porque alguien le trituró los conectores de corriente pero por lo demás funciona perfecta y silenciosamente bien.

Ahora sólo me queda mirar cómo empezar a organizar mi habitación.