Un hombre sólo posee aquello que no puede perder en un naufragio.

Gracias a Bea, por enseñármelo.

Anuncios