La escena de la persecución en un tanque por las calles de San Petesburgo es una de las mejores, más divertidas y emocionantes que hacen de Goldeneye es una de mis favoritas a la hora de hablar de la saga de 007.

Anuncios