Hoy, buceando en el blog de Dulce locura, me he encontrado con una entrada que me ha conmovido y de la que os voy a poner un párrafo.

Infinidad de noches maldije el haberme ido justo cuando lo nuestro empezó. Al principio yo solo deseaba que llegase el viernes, coger el tren para volver a casa y estar contigo. Pero meses después llegaron los malos momentos. Tú me traicionaste, y yo a tí. La amistad se perdió y, curiosamente cuando yo regresé de Madrid tú te ibas lejos. […] Ahora, después de casi 5 años sigo pensando en tí. Porque a pesar de todo, y quizá porque sé que jamás leerás esto, te deseo lo mejor en esa nueva vida que elegiste vivir lejos de mí.

La BSO de mi vida: You’re still the one 

He tratado de escribir sin éxito un párrafo que explique las cosas que se me vienen  a la cabeza pero se ve que no soy capaz, no quiero o no puedo.

Anuncios