Se habló mucho acerca de cómo íbamos a pasar el día de San Patricio.

Aunque se propuso el hacer una barbacoa y otras actividades que no implicaran alcohol pero al final, celebrar el santo de quien introdujo el alambique sin emborracharse, sería algo así cómo un Carnaval sin disfraces… un Halloween sin truco o trato… Navidad sin villancicos o ir a España a celebrar la Nochevieja sin tomarse las uvas.

Todos somos irlandeses en San Patricio.

Anuncios