Cuando iba al colegio, si no nos íbamos a andar en bicicleta a los pinos o a cazar lagartijas al depósito del agua, solíamos pasar la tarde en las salas de máquinas mirando esos brillantes monitores de colores y llenando mi cabeza de sonidos de puñetazos, golpes y explosiones provenientes de todos los rincones.

Con 4 monedas de 5 duros te daba para una tarde de diversión entre gritos y esperas, algún que otro futbolín y una lata de refresco o gusanitos… las luces y colores de mi infancia todavía brillan en mi memoria, colorantes y conservantes de aquellos años pasados.

Os dejo con este video recopilación de algunos de aquellos momentos de la era de los 8 y 16 bits.

Anuncios