Hoy me han llegado los primeros componentes que había pedido para montar mi nuevo ordenador y la verdad es que he quedado muy sorprendido de que hayan tramitado mi pedido tan rápido.

En Irlanda todo suele ir tarde, mal y nunca, y cuando uno tropieza con alguien que trabaja con seriedad queda gratamente sorprendido.

Hoy por la tarde iré a ver a un compañero que me va a vender una fuente de alimentación y esta misma noche me pondré manos a la obra para instalar una versión de prueba de XP a ver qué tal funciona todo.

La próxima semana le toca a la tarjeta gráfica…

Anuncios