Leía hoy en el blog de Melkor acerca de El caso Bourne, una película de espías que pasó a la fama por tener un argumento fácil, buenas coreografías de lucha y una persecución muy bien puesta en escena.

Por lo demás yo no la considero una película de espías ni de cine negro en su sentido más estricto, aunque no por ello me parece una mala película… otra cosa es lo que opine de sus secuelas.

La escena, que os dejo a continuación, habría que investigar si fue realizada por Doug Liman (director y productor) o por un director secundario especializado en stuns

Lo que me pareció injusto de la entrada es que se al final se pusiera en tela de juicio Michael Bay, un director de acción responsable de cintas donde, aunque también aparecen persecuciones eventualmente, se nos centra más en la espectacularidad de la situación.

Por ejemplo, la espectacular huida en “The Island”…

Lo que quiero decir es que son productos muy diferentes y que no pueden ser comparados, en “The Island”; una película de corte futurista más parecida a “La fuga de Logan” que a una cinta de espías, no hay tal persecución ya que el camión rueda sin tratar de zafarse de los coches y la única acción consiste en los obstáculos que estos tienen que evitar.

Para terminar con el tema yo le ponía un ejemplo de una persecución que a mí me ha impresionado siempre: la huida en Ronin por las calles y el túnel de París.