Ayer, hablando con mi padre, me comentaba que había habido un atraco en el Deutsche Bank de General Sanjurjo, bueno… o como cojones se llame ahora la calle esa; Gran Vía San Marcos, o algo así, aunque ni es grande ni San Marcos esté precisamente ahí… pero ese es otro tema.

El caso es que no he podido leer hasta hoy cómo ha resultado la cosa, porque parecía que tenían rehenes… o eso creía la policía, porque luego resultó que los ladrones habían escapado y habían dejado a los cuatro empleados encerrados en la caja fuerte

Para los que no estén familiarizados, mencionar que una caja fuerte es un armario o cajón blindado mientras que a lo que supongo querían referirse es a la cámara acorazada, que tiene el tamaño de una despensa donde en lugar de chorizo y vino se guarda dinero.

El caso es que en un sitio así de minúsculo, porque no se trata de una habitación muy grande, metieron a 4 personas maniatadas y asustadas, y allí se quedaron hasta que llegaron los GEOs (de Guadalajara) tal y como indica el procedimiento de emergencia en caso de no poder contactar con el interior.

En León no tenemos ningún operativo de emergencia porque, salvo una vez que ETA mató a un militar que llevaba a su hija al instituto, nunca ha pasado nada. Atracos hay, como en todas partes… o los ha habido, porque yo ya no recuerdo cuándo fue el último.

De esta manera los pobres rehenes estuvieron encerrados 5 horas, hasta que llegó el séptimo de caballería y descubrieron que los ladrones habían huido hace horas…