Hoy me pasé por casa de Fredi a tomar un café y fuimos a cenar juntos él, Alf y yo a un restaurante de noodles donde solíamos ir antiguamente con Hernán.

Después de la copiosa, comida que ninguno llegamos a termina, nos centramos en una discusión acerca del nuevo sistema educativo y del papel de la religión (Católica en el caso de España) respecto al que yo defendía que debía formar parte de una asignatura de “Historia de las religiones” y ellos consideraban que debía ser una materia del todo personal a impartir cada uno en su casa.

Al final, para dar fe del pobre conocimiento que uno adquiere con las clases de religión y, sobre todo, de la manipulación que ellos mismos ejercitan sobre su propia doctrina, Fredi nos buscó un pasaje del Éxodo donde se habla de los mandamientos que Yavé le entregó a Moisés en lo alto del monte y que poco tienen que ver con los que rezamos en la iglesia, cuando realmente deberían ser los mismos…

Las nuevas tablas de piedra

»No adores a otros dioses, porque el Señor es muy celoso. Su nombre es Dios celoso.

Ya se sabe que en esto del amor los celos son algo muy corriente…

»No hagas ningún pacto con los habitantes de esta tierra, porque se prostituyen por ir tras sus dioses, y cuando les ofrezcan sacrificios a esos dioses, te invitarán a participar de ellos.

El amor es bueno, pero ha de ser gratuito…

»No te hagas ídolos de metal fundido.

Utiliza, en su defecto, madera o plástico…

»Celebra la fiesta de los Panes sin levadura, y come de ese pan durante siete días, como te lo he ordenado. Celebra esa fiesta en el mes de *aviv, que es la fecha señalada, pues en ese mes saliste de Egipto.

No sé qué tendrá de malo la levadura, tú…

»Todo hijo primogénito me pertenece, incluyendo las primeras crías de tus vacas y de tus ovejas Deberás rescatar a todos tus primogénitos. Al asno primogénito podrás rescatarlo a cambio de un cordero; pero si no lo rescatas, tendrás que romperle el cuello.

Y al primogénito varón por qué lo podemos cambiar???

»Nadie se presentará ante mí con las manos vacías.

Que no se diga que somos pobres…

»Trabaja durante seis días, pero descansa el séptimo. Ese día deberás descansar, incluso en el tiempo de arar y cosechar.

El primer convenio colectivo, como Dios manda…

»Celebra la fiesta de las Semanas, y también la fiesta de la cosecha de fin de año.

Fiesta, que no falte…

»Todos tus varones deberán presentarse ante mí, su Señor y Dios, el Dios de Israel, tres veces al año. Entonces yo echaré de tu presencia a las naciones, ensancharé tu territorio y nadie codiciará tu tierra.

Un dios fiero, que lo amable no quita lo valiente…

»Cuando me ofrezcas un animal, no mezcles con levadura su sangre.

Menuda fijación con la levadura…

»Del animal que se ofrece en la fiesta de la Pascua no debe quedar nada para el día siguiente.

Que no se diga que sois de mal comer…

»Lleva tus mejores primicias a la casa del Señor tu Dios.

Como me entere que traes productos caducados…

»No cuezas ningún cabrito en la leche de su madre.

No hay que ser macabros, oye…

El Señor le dijo a Moisés:

—Pon estas palabras por escrito, pues en ellas se basa el pacto que ahora hago contigo y con Israel.

Éxodo 34:14-28

 Para quien esté interesado, en Microsiervos tienen otro curioso artículo dedicado al mismo tema…

Anuncios