Aunque el filtro de correo basura en Gmail funciona muy bien, lo que no podemos hacer nada es para protegernos del correo basura que nuestros propios amigos nos envían.

Está poniéndose de moda en Gmail enviar a todos tus contactos chorradas para movilizar a la gente en pro de diversas causas, la mayor parte de ellas relacionadas con la informática y las causas perdidas.

Yo veo en esto la misma mierda que teníamos en Hotmail pero orientada a un público más intelectual… esta vez, en lugar de estár muriéndose de cáncer una pobre niña sin brazos ni piernas de nigeria o cualquier otro país del tercer mundo, lo que se nos presta es dar nuestra firma para esta o la otra causa sin sentido.

La última ha sido la normalización que Microsoft a solicitado a la ISO que según los entendidos que rondan por ahí va en contra del mundo libre y favorece a que esta compañía domine el mundo.

A mí esto me parece muy triste…

Lo primero porque Microsoft, como cualquier otra empresa, tiene todo el derecho del mundo de normalizar un producto del tipo que sea, para su propio beneficio o para el de la humanidad… para lo que sea.

Esto no hace que su producto sea un universal. Nadie está obligando a otras empresas a seguir la norma definida… el que algo se convierta en universal depende solamente de que más o menos gente lo utilice.

Hace un año se aprobó una norma que regulaba el Formato de Documento Abierto (Open Document Format en inglés) y ahora Microsoft quiere que la ISO apruebe la suya propia.

Esto a quien más molesta es a IBM, que ha apoyado el proyecto anterior y estima que el gigante de Redmond debería ajustar sus aplicaciones a la norma actual en lugar de crear una nueva a medida de sus productos.

Pero que alguien estime oportuno agregar mi nombre a una lista de destinatarios y enviarlo pidiendo que pases la voz, para que cualquiera pueda recopilar dichos nombres y empezar a soltar mierda en mi buzón como ya pasó en Hotmail… eso no me hace mucha gracia.

En definitiva…

La calidad de un servicio no sólo depende del servicio en sí, si no en el uso que la comunidad de usuarios hace sobre él… cada día hay más cretinos en Gmail como pasa en Hotmail y la única solución es localizarlos y bloquarlos.

Espero que la próxima vez que alguien tenga la brillante idea de enviar cualquier chorrada a mi puto buzón de correo se lo piense dos veces antes de incluir mi nombre abiertamente.

Anuncios