Desde aquí quiero mostrar mi más rotundo apoyo a Julio Alonso, mi descontento con la acción de Google y mi más sincera opinión de que entidades como la SGAE, no sólo no deberían existir, si no que deberían estar prohibidas de por ley.

Leyendo Alt1040 me entero que la SGAE ha denunciado a Julio Alonso, un conocido en el mundo de los weblogs, acogiéndose al derecho del honor por no retirar un post dónde se hacía eco de la noticia de que aparecen como ladrones en Google.

Además, y por si fuera poco, Google ha eliminado este resultado de sus búsquedas, para evitar cualquier tipo de problema con la innombrable. y no se da más explicación si seguimos el enlace dispuesto para tal efecto.

Muy mal, señores de la SGAE… Muy mal, señores de Google…

Yo cada día siento más lástima por el rumbo que está tomando el tema este en España y otros lugares y espero que el juez que tenga que mediar en este particular se decante inmediatamente por Julio Alonso y obligue a la SGAE a pagar algún tipo de indemnización por aburrir al prógimo, en concepto de robar un valioso tiempo que podía haber sido empleado en cualquier otra cosa y por ser la comidilla de todos en internet cuando si no existieran todos viviríamos más felices.

TO-DOS

Por supuesto, ni que decir del imperio del miedo que quieren sembrar alegando proteger sus intereses… y su honor. Yo espero ver el día en que los artistas empiezan a luchar por sus propios intereses, se desligan de esta compañía y alguien en su sano juicio les obliga a cerrar…¿Habrá alguna manera de derrumbar a estos y cerrarles el negocio de una vez por todas?