Después de todo el revuelo montado, Google ha vuelto a colocar a Julio Alonso con su artículo SGAE = Ladrones que, por supuesto, encabeza la lista de resultados si buscas ladrones y han eliminado su enlace a “Lo sentimos mucho pero somos unos lameculos y no nos mojamos por nadie”

En cuanto a la SGAE, ha vuelto a aparecer en lista gracias a una búsqueda en su propia web, que además nos devuelve una página muy divertida…

Bromas a parte, los google-bombs son creados por los usuarios como reacción o protesta a un acontecimiento y no hacen el buscador peor o mejor ni están dando una información equivocada, simplemente dejan impreso en el servicio una señal de la comunidad… es el karma de Google.

Al fin y al cabo el motor de búsquedas ordena los resultados por popularidad y está claro qué opina la gente a día de hoy.