La verdad os hará libres. Y la verdad es que dios no existe, y si existiera, debiéramos rebelarnos contra ello y destruirlo, pues simboliza la más pura y cruel forma de esclavitud humana.

Dictadura celestial