Cuando llegué a Symantec me llamó mucho la atención las sillas que teníamos en la oficina. Eran muy cómodas, ajustables en casi todos los aspectos y con un diseño muy moderno…

La cosa no fue a más hasta que el otro día estaba viendo una película me fijé que tenían las mismas y fue cuando me empecé a preguntar cuánto costaría una silla de diseño para que aparezca en una película de moda.

La respuesta fue, nada más y nada menos, que $1047 en Amazon, aunque con el maravilloso descuento nos quedan en $799.

Herman Miller

Es la primera empresa donde la silla en la que me siento cuesta más que el ordenador donde trabajo, eso sí es tratarme con cariño.