Primero apresaron a los comunistas,

…y no dije nada porque yo no era un comunista.

Luego se llevaron a los judíos,

…y no dije nada porque yo no era un judío.

Luego vinieron por los sindicalistas,

…y no dije nada porque yo no era ni obrero ni sindicalista.

Luego se llevaron a los católicos,

…y no dije nada porque yo era protestante.

Hoy vinieron por mí, pero ya es demasiado tarde.

Martín Niemüller

 

Anuncios