Cuando tenía 18 años conocí a unos amigos con los que solía pasar las mañanas charlando acerca de lo que se nos pasaban por la cabeza. Nuestros cafés se hacían interminables y realmente disfrutábamos poniendo en común aquellas ideas.

Juntos se nos ocurrió que los juegos de coches serían mucho más divertidos si en lugar de tener un pequeño recorrido hospedado en uno de los ordenadores de los que juegan la partida, hubiera un gran servidor central al que todos los jugadores pudieran conectarse y echar carreras a la vez…

En aquella época no existían los juegos masivos en red (MMO) y por supuesto a nosotros no se nos ocurrió poner en práctica tal idea. No éramos más que chavales fantaseando al rededor de una taza de café…

Lo más parecido eran los MUD, o juegos de texto donde no había gráficos pero sí cientos de usuarios para compartir aventuras… La idea era sencilla: dotar a los MUD de gráficos 3D para hacerlos mucho más emocionantes.

Por supuesto no estábamos inventando nada nuevo, en Estados Unidos este tipo de juegos estaban viendo la luz en redes de acceso por pago como Compuserver, AOL o Sierra Network pero no tardaría mucho en que las compañías desarrolladoras decidiesen lanzarse a la aventura sobre Internet.

Ultima Online popularizó el género en 1997 y dos años más tarde les seguiría Everquest y Asheron’s Call… en Asia, NCSoft con Lineage había superado el millón de usuarios y se finalmente se acuñó el término de MMORPG para referirse a este tipo de juegos.

En España, que el tema de Internet iba un poco más despacio, el bombazo no se sintió en aquel momento y tuvieron que pasar otros 7 años para que Blizzard popularizara el género con su famoso World of Warcraft.

Nosotros, sin embargo, ya disfrutábamos de nuestro mundo de ensueño desde algo antes (2001) gracias a Mythic Entertaiment y su Dark Age of Camelot, al que seguirían el desafortunado Asheron’s Call 2 de Turbine, el Anarchy Online de Funcom y finalmente el glorioso Star Wars Galaxies de Sony Online Entertaiment

Hace ya tiempo que dejé atrás mis peripecias en mundos virtuales a la espera de un nuevo juego que me enganche… pero parece que no termina de llegar uno que esté a la altura así que el otro día decidí investigar un poco más acerca de Multiverse.

Multiverse no es en sí un juego, si no una plataforma donde se te ofrece la oportunidad de crear tu mundo virtual utilizando herramientas profesionales y todo el contenido en sus servidores…

La idea me ha llamado mucho la atención ya que te proveen de todo lo que necesitas para crear tu propio juego: modelos en 3D, herramientas de creación y programación y los servidores donde albergar las comunicaciones.

Hero Engine

Crear un MMO por uno mismo es una idea descabellada pero el poner en práctica pequeñas ideas no lo es tanto si pensamos que las ideas que tengas hoy pueden ser el futuro mañana…

Si hubiéramos tenido una herramienta así a los 18 años tal vez algunos sueños hubieran podido hacerse realidad… la pregunta es ¿es ahora demasiado tarde?

Anuncios