Nadie podía pensar que una infanta de España se divorciara […] pero después de que vuestro hermano haya vulgarizado la Monarquía, igualándola por debajo, es normal que hayáis decidido reclamar como mujer lo que se os negaba como infanta.

Jaime Peñafiel, Carta a la Infanta Elena