Llevo algunos días sin escribir nada en el blog y hoy he decidido hacer un hueco en mi agenda para contar que sigo vivo.

Desde que la empresa donde trabajo decidiera recortar sus gastos reduciendo el número de supervisores parece como si el trabajo se nos hubiera duplicado… ¿acaso esa gente hacía algo? El anterior modelo organizativo establecía hasta 4 diferentes regiones por cada producto, normalmente Europa del Sur (Portugal, España, Italia y Turkía), Europa central (Francia y Países Bajos), Europa del Este (Alemania, Polonia, República Checa…) y UK

Ahora en lugar de esto hemos pasado a tener una sóla zona, EMEA, y en su lugar diferentes productos con lo que no se han eliminado a todos los supervisores, simplemente se han redistribuido creando un caos derivado de que los que realmente damos soporte tenemos que lidiar con nuevos compañeros y nuevas maneras de trabajar.

El resultado son cientos y cientos de reuniones para explicar lo brillantes que son las ideas de la empresa y poner en común nuevos planes de acción para afrontar nuevos retos. La visión americana del trabajo y los recortes de personal no sé hasta qué punto son compatibles…