En enero de 1998 Microsoft incorpora Hotmail a su portal de servicios MSN en un intento de hacerse un hueco en Interenet y plantarle así cara a su mayor competidor en aquel momento, AOL, gracias a los 9 millones de subscriptores que, a partir de ese momento, pasarían a recoger su correo a través de MSN.

Hotmail, renombrado en 2005 como Windows Live Hotmail, fue diseñado en 1996 con la intención de que los usuarios pudieran acceder al correo a través de un interface web y fue vendido por $400m con la única condición de que continuase siendo un servicio gratuito.

Hoy, 10 años más tarde, Hotmail continua siendo uno de los servicios gratuitos más utilizados a lo largo de la web con más de 2 mil millones de correos diarios y 5GB de almacenamiento disponibles pudiendo ampliarse mediante pago.

No obstante, y a pesar de las múltiples mejoras que el servicio a ido beneficiándose, Hotmail está muy lejos de resultar eficaz en un momento en el que el correo no deseado es el principal problema de la web y muchos correos legítimos terminan en la papelera si endurecemos los filtros, obligándonos a revisar constantemente que no hayamos perdido correo.

Anuncios