Ayer me llegó el regalo de cumpleaños de Inés y, aunque queda todavía un mes y algo para celebrarlo, me pareció tonto tenerlo guardando polvo cuando podía dárselo ya.

Me acuerdo que cuando la conocí yo le dije que me gustaba mucho “La princesa Mononoke” y ella me dijo que los pequeños espíritus del bosque que salen en la película le parecían adorables y muy graciosos… así que el regalo ya lo tenía pensado desde hace mucho tiempo.

Lo que no sabía yo era lo difícil que resulta conseguir una figurita de esas… pero con un poco de paciencia y refinando la búsqueda conseguí librarme de los resultados tontos que iban saliendo.

Al final le di el regalo y se puso muy contenta, y yo también de que le haya gustado :)

Anuncios