Siempre me han llamado mucho la atención esas personas que te intentan atacar por la espalda, cobardes que no se atreven a plantarte cara, mezquinos que carecen de ningún otro diálogo que el de al violencia.

A esas personas te las encuentras en la vida real y, desgraciadamente, también en internet. Cuando les ves comentando acerca de esto y de lo otro con el único criterio que el de su corta inteligencia, hablando de lo que no saben o insultando a los demás usuarios de foros… no puedes más que sentir vergüenza.

Más grande es la desgracia de tenerlos de visitantes en tu propio weblog, encontrarte con sus amenazantes comentarios, que no tienen ni pies ni cabeza, gracias a la sensación de seguridad (falsa) que les otorga Internet.

Anuncios