Hoy he ido a ejercer mi ya consolidado derecho a votar (hay que joderse) acompañado de mi novia, por aquello de tener testigos, y de paso acercarnos al banco a hacer unas gestiones.

Lo primero ha resultado sencillo… nos hemos presentado en el colegio electoral y con mi carné de conducir español (con la E bien grande) he acreditado ser quien soy y no me han dicho ni ojos verdes… os prometo que la próxima vez utilizaré mi DNI. No nos atrevimos a sacar fotos por miedo a que la garda nos llamara la atención.

Mañana comenzarán el recuento de votos y muy pronto sabremos si tenemos nuevo tratado, o hay que discutir con Irlanda, y con aquellos otros países que se quieran montarse al carro del referéndum llenando la cabeza a los ciudadanos de tonterías que no tienen nada que ver con lo que realmente se va a votar, los términos de una Europa común.

Yo, por lo pronto, ya voté que a mí el tratado me parece bien.