A mí lo de sentarme con los amigos delante de la tele para jugar todos juntos no es algo que me ilusione demasiado, cada uno en su casa y Dios en la de todos… que decía un amigo mío, pero si bien el catálogo de la Wii es tediosamente familiar, poco a poco se van colando algunos juegos que me llaman poderosamente la atención.

El remake de Tomb Raider para la nueva generación, la polémica secuela de Manhunt de RockStar y el port de Driver de PC, entre otros, eran un escaso aunque muy sugerente reclamo para una plataforma que, sin contar con grandes gráficos, todavía podía mover clasicazos que no necesitan presentación.

A estos títulos se han ido sumando el anuncio de nuevas entregas, como Alone in the Dark, que pueden sacar mucho jugo de los mandos de Wii a costa de la consecuente pérdida gráfica, y el nuevo capítulo de Sam&Max llamado Seasson One de LucasArts (ains… qué recuerdos)

Pero el últimon en sumarse a la lista y que realmente me pica la curiosidad, es el port del famoso Dead Rising de Capcom para Xbox360, donde nos pondremos de nuevo en el pellejo de Frank West para intentar descubrir en 72 horas qué está sucediendo en la localidad de Willamate.

Aunque todavía no hay muchos detalles, ya se han publicado algunas capturas de pantalla y se han dado algunos datos técnicos de los que cabe destacar la ausencia de la opción fotográfica de la versión anterior.

A falta de un trailer oficial os dejo el de Xbox 360 a la espera de que Nintengo se acerque lo que pueda al título original.