Justicia poética se refiere a aquella donde un dilema o problema queda resuelto de una manera moral, premiando el buen hacer de unos por encima de lo comúnmente llamado “malo”, sin tener en cuenta ningún otro tipo de factores.

El término fue acuñado en el siglo XVII por el historiador inglés Thomas Rymer para diferenciar así de la justicia propiamente dicha, donde un conjunto de normas prevalecen sobre la moral mientras que en la ficción, no con poca frecuencia, si muchas veces los buenos no siempre terminan bien parados, el bien se impone sobre el mal.

Anuncios