Me siento como Julia Roberts en Pretty Woman… excepto en lo de ser puta, claro.

Alguien como tú (1999)

Anuncios