Con todo este rollo de la crisis algunas personas se han apresurado a publicar en Internet un fragmento de la película El Concursante en la que se explica, a grosso modo, cómo funciona el intercambio de dinero en el mundo capitalista.

La explicación, como ya he dicho antes, está muy simplificada ya que en la actualidad el dinero es una entidad abstracta que no existe más que en las cuentas de los bancos y el cual fluctúa en función de la confianza y del valor del mercado… pero al final, más o menos, la explicación viene a ser la del video: el banco te presta un dinero que no tienes con la condición de que le devuelvas con un interés, que tampoco tienes, pero que confía que puedas conseguir.

Si volvemos al escenario de las 100 monedas esto significa que alguien en algún momento tiene que pedir más por lo mismo, subiendo los precios.

Lo que pase después puede llegar a ser muy complejo ya que alguien puede ampliar su producción para hacer frente a esos intereses y el banco, que no es tonto, emitirá más dinero para pagar esos nuevos bienes de consumo. El dinero perderá su valor al haber más, así que se subirán los intereses y estaremos más o menos igual que al principio… a grosso modo.

La realidad es que, al final, el dinero cambiará de manos… y no tiene por qué pasar a ser del banco, que al fin y al cabo necesita que el sistema se mueva para poder sobrevivir. Unos pocos, que son los ricos, tendrán sus 11 monedas para devolverle al banco, más lo que hayan ganado, y otros se quedarán sin nada, que somos tú y yo.

Anuncios