Sí, lo sé, me ha salido el chiste fácil… pero resulta que en la localidad Islandesa de Húsavík está el mayor museo de penes del mundo, con alrededor de 300 ejemplares diferentes.

El conservador del museo, que es un erudito de la historia hispanoamericana, comenzó coleccionando penes después de que le regalaran una polla de toro para azuzar el ganado de pequeño (prefiero no pensar en otro tipo de uso) y poco a poco su colección fue aumentando hasta que se planteó seriamente abrir un museo. Aunque el museo no cuenta con ninguno humano, hay quien ya se ha ofrecido a donar su miembro para tan noble causa.

La entrada cuesta 600 coronas islandesas y el horario es de 12 a 18, podéis leer más información en la página web en Español aunque creo que lo mejor sería hacer una visita personal.