Me gustaría empezar hablando del llamado EDC Kit (Every Day Carry) que muchas veces se confunde con el kit de emergencia propiamente dicho.

Aunque mucha gente se apresura por decir que un kit de emergencia y un EDC kit son la misma cosa, lo cierto es que no tiene por qué ser así, empezando por el nombre. De la misma forma que un kit de emergencia no es lo mismo que un kit de fuego, o que un kit de primeros auxilios ni tampoco lo mismo que un kit de supervivencia… el EDC kit es también otra cosa.

Un EDC kit no es ni más ni menos que lo que llevamos encima todos los días -de ahí su nombre en Inglés Every Day Carry. Es, si quisieramos verlo así, un kit urbano de supervivencia que, como cualquier otro kit de supervivencia, está diseñado para cubrir las necesidades básicas del día a día en nuestro entorno.

Si bien la gente suele considerar que lo que llevamos encima cada día no tiene relevancia a la hora de diseñar un kit de emergencia –normalmente con la excusa de que uno no va a necesitar cosas como la cartera o las llaves para sobrevivir– yo creo que el punto más importante a la hora de planificar empieza por analizar lo que llevamos encima cada día por un motivo:

  • Los kits prefabricados no sirven, o sirven de muy poco. Nosotros mismos tenemos que entender nuestras necesidades y seleccionar lo necesario para cada momento.

Yo, por ejemplo, vivo en un país en el que no nací y al que he venido después de muchos años en España, por lo que mi DNI, o el carné de la biblioteca pública, por poner un ejemplo me sirve de muy poco aquí…de la misma manera que muchas tarjetas que uso a diario en España no funcionan o me cobran intereses que no quiero pagar; por lo que con el tiempo he terminado diseñando dos carteras: una que uso habitualmente -con mis credenciales del trabajo, tarjetas… etc- y otra para cuando viajo a España -con mi DNI, la tarjeta de la caja de ahorros y documentación varia…

Podría tener una macro cartera atestada hasta los topes de tarjetas de crédito, tarjetas de puntos, carnés y otros documentos que uso aquí y allá para no necesitar nunca pensar si me he dejado algo en casa… pero creo que es mucho más importante saber planificarse y llevar lo adecuado en cada momento que tener que pujar por una tonelada de cosas que tal vez no usemos nunca.

Diseñar un kit de emergencia es algo muy parecido: pasa por entender qué es una emergencia y preparar varios pequeños bolsos que puedan ayudarnos en diferentes situaciones -que podrían darse o no- y entender que la cantidad de material de material que podemos llevar es limitada.

Anuncios