You are currently browsing the category archive for the ‘Informática’ category.

Hacía tiempo ya que quería comprar un móvil basado en Android -porque creo que son el futuro en la telefonía- y la salida al mercado del nuevo Nexus One de Google ha hecho que los precios del resto de terminales se abaraten un poco (aunque habrá que esperar a que lo distribuyan en Europa para ver bajar realmente los precios) así que finalmente he decidido a lanzarme a la piscina.

Las opciones que se barajaban eran el HTC Magic, el Tattoo y el Hero (por ese orden en la foto).

Terminales Android de HTC

Considero que el Motorola Droid y el SonyEricsson X10 (de los que no voy a hablar) juegan en otra liga de terminales superiores y más caros, así que ni me los planteé: lo que quería era poder enredar con el sistema operativo de Google sin tener que estirar mi presupuesto.

En cuanto a los modelos de HTC, el Tattoo lo excluí por ser un terminal más barato con menos resolución (240×320), pantalla resistiva y cuyo objetivo era reducir costes para acercarse al gran público. Una de las ventajas de este, si alguien está interesado en él, es que HTC ha aumentado la memoria de 192MB que traía el HTC Magic a 256 y que usa carcasas intercambiables… en cuanto al entorno gráfico también se ha visto mejorado y la bolita ha sido sustituida por un botón direccional. A mí de todas formas no me convenció la pérdida de resolución de su pantalla.

Entre el HTC Magic y el Hero tengo que reconocer que las lineas redondeadas del Magic me llaman más la atención que el diseño del Hero y el hecho de ser ligeramente más pequeño también era un punto positivo a tener en cuenta para mí. Las caracterísiticas del Hero son muy parecidas al Magic, investigando un poco por internet me encontré con que HTC distribuye dos versiones: una Google branded con 192MB RAM -de Vodafone y Telefónica- y otra, la 32A, de HTC con 288MB RAM.

La velocidad del procesador es esencialmente la misma (528Mhz) en todos los modelos cambiando sólo el tipo y la ROM es de 512MB para Magic y Hero, y 256MB en el Tattoo.

Al final me he comprado un HTC Magic 32A nuevo a través de eBay, el vendedor anunciaba un modelo de HTC sin logos de operador pero me han enviado uno de TIM (aunque tampoco me importa demasiado, pero les he dado un toque de atención) y otro día os contaré cómo empezar a hacer modificaciones en el software del teléfono.

Siempre me da la sensación de que me entero tarde de todo! y no, no es por el concurso VW Polo :P

El otro día, viendo mi sesión diaria de Berto, me encontré con estas dos chicas en un video de Buenafuente y la verdad es que no lo tienen muy bien montado.

Siguiendo la fórmula de Lynne&Tessa -pero sin playback- estas dos chicas de Barcelona sacan punta a sus encantos femeninos colgando sus videos en Youtube mientras se lo pasan pipa y hacen carrera en Internet.

La verdad es que sorprende pensar que haya tardado tanto en ocurrirsele la idea a alguien :P

Mientras tanto, os dejo con mi video favorito ;-)

Por cierto, mi favorito del concurso también era Ángel, que es un cachondo muy creativo (el canal de este tío no tiene desperdicio) y la parte buena de todo esto es que así seguirá buscando suerte y disfrutaremos de nuevas creaciones suyas en Youtube.

Dicen por ahí que la beta de Microsoft Office 2010 se ha filtrado en la red BitTorrent una semana antes de su presentación, al tiempo que era enviada en exclusiva a bloggers y betatesters.

Y digo yo, a quién coños le importa a estas alturas tener una copia del Office, cuyo único cambio y avance consiste en añadir nuevos iconos en los menús y la integración con redes sociales a través de Outlook, ese programa que todos instalan, nadie usa y yo, que sí que lo uso, trato de cerrar cuanto antes :(

Lo más probable es que hayan sido los propios de Microsoft en un intento de promover su malparado producto, el cual hace tiempo debía de haber pasado a ser gratuito al menos en una edición básica y ligera, no el monstruo en el que se ha convertido.

Después algún tiempo usando la versión de 64bits de LinuxMint me he decidido a instalar Windows XP64 y cual será mi sorpresa cuando resulta que los drivers del fabricante de mi chipset no detectan ningún hardware compatible, así que ahora Windows no reconoce la mitad de los componentes.

He visitado la página web del fabricante (Foxconn) y sólo aparecen las versiones de 32bits así que, como no me parecía muy normal, me pasé por la página del responsable del chipset (nVidia) y me descargué la última versión 15.45 del nForce 590 SLI que lleva mi placa base.

Al final he tenido que ir al archivo de controladores y he decidido bajar los originales y aunque el enlace no funcionaba correctamente no he tardado mucho en encontrarlos ;-)

Con esto casi he completado la instalación, cuando el PC reinicia me pide instalar manualmente el controlador SM BUS, que sí encuentra en la versión 15.45 pero me da un fallo al iniciar el BUS del dispositivo UAA de audio que estoy tratando de arreglar usando los drivers de Realtek, con los que me muestra un aviso sobre un problema conocido que este parche de Microsoft resuelve -hay que bajarlo aparte- y tras reiniciar el sistema vuelve a pedir los controladores y funciona correctamente.

El resultado es un montón de errores por parte de los fabricantes, no sé si porque tienen un poco abandonado XP64 o porque el sistema no está todo lo ajustado que debería, pero parece mentira que de tantos problemas durante su instalación.

Ni que decir tiene que Linux funcionó a la primera :P

Smart USB strap

Simplemente genial, el cable se dobla sobre sí mismo y hace de pulsera cuando no se usa para conectar el dispositivo.

Me estoy volviendo un impaciente…

Después de siete días que realmente han sido 5 días hábiles, por fin mi pedido esta listo y ha pasado a “packaging” o lo que es lo mismo, que el chino que se encarga de reunir los paquetes por fin a vuelto de la fábrica donde hacen los ratones de Logitech y, si este lunes lo envían, veremos cuánto tarda en llegar a Europa para tener lista mi copia china en versión bluetooth del VX Nano y gastos de envío gratuitos por cortesía de Dealextreme :)

Actualización:

Otros siete días -que esta vez han sido 4 hábiles- lo que tardan en reunir suficientes pedidos como para fletar un envío o al menos reunir fuerzas para pasarse por correos, al fin hoy me ha llegado el correo de que acaban de realizar el envío con un número para seguirlo a través de Hong Kong Post…. porque no creo que se hayan pasado esta semana recortando cartón y haciendo las cajas a mano :P

Llevo algunos días buscando información sobre el Vaio P y he terminado en el blog de Eduardo Arcos donde él mismo se permite la libertad de hacer una breve reseña en la que lo único que nos muestra son sus mermados conocimientos de Windows, algo que no voy a echarle en cara un usuario de Mac, pero sí a una persona que se precie a la hora de hacer cualquier tipo de análisis.

La pantalla del Vaio P11/P21 con una resolución de 1600×768 mide tan sólo 8″, lo cual hace difícil de utilizar a determinadas resoluciones, pero la solución no pasa en ningún momento por aumentar el tamaño de la fuente en GoogleDocs como sugiere Eduardo.

Eduardo Arcos aumentando el tamaño del texto en un Vaio P (min 1:14)

Esta solución, que podría tomar mi abuela si aún estuviera viva y supiera manejar un ordenador, no es para nada lo que se espera de un usuario medianamente formado que tiene un problema (de vista) y con Google a mano para buscar respuestas.

¿Se imaginan un análisis de una nueva impresora de alta resolución capaz de imprimir 1200 puntos diciendo que para imprimir tenemos que subir o bajar el tamaño de la fuente? Menos mal que el señor Arcos es ecológicamente correcto y no usa papel y, de paso, nos evita bochornosas lecturas, más allá de su visión personal de teléfonos y portátiles.

Windows, como casi todos los entornos gráficos, puede modificar los “puntos por pulgada” (o DPI en inglés) de la pantalla así como de muchos otros dispositivos: la impresora, el escaner, el ratón… de manera que puedan ser usables en la medida del tamaño sobre el que queramos trabajar.

Por defecto, la resolución de pantalla de Windows es de 96dpi, con lo cual el sistema entiende que 96 puntos equivalen a una pulgada en la realidad. En mi pantalla de 1200 pixeles de ancho a 96dpi Windows cree que mide 12,5 pulgadas de ancho, lo cual está muy cerca de las 12 pulgadas que mide en realidad.

Si queremos que una persona que esté usando un Vaio P11 viera las letras del mismo tamaño que las veo yo sin tener que subir el tamaño de fuente es tan sencillo como calcular 1600 puntos que tiene su pantalla en unas 7 pulgadas de ancho, lo que son unos 133 dpi (frente a los 100 de una pantalla de 1200 puntos y 12 pulgadas).

Para cambiar la resolución de pantalla (casi me da vergüenza explicar esto) debemos ir a la pestaña de Configuración dentro de Propiedades de pantalla de Windows, y una vez ahí pulsar el botón Avanzado donde inmediatamente nos encontramos con las opciones de 96dpi, 120dpi y otra opción personalizada para que elijamos nosotros mismos.

Actualización:

Buscando por Internet más información sobre este portátil me encontré con el blog de El mundo es móvil donde había mucha varias reseñas sobre el Vaio P.

Charlando con él me informó de que la pantalla de 8″ mide 18,4 cm de ancho (7,2 pulgadas) y 9 cm de alto (3,5 pulgadas) y ha colgado un par de screenshots del escritorio por defecto (96dpi) y con la resolución a 120dpi en la que podemos ver que la fuente tiene bastante mejor tamaño para su lectura.

Muchas gracias!

Desde que me puse a ordenar mi cuarto de estudio me surgió el típico problema de cuando vas acumulando piezas y piezas de informática, y es que al final no tienes dónde conectar todo sin que tu escritorio parezca Matrix.

Los monitores actuales tienen varias entradas para poder conectar uno o más dispositivos, normalmente una digital y otra analógica, pero eso nos sigue dejando el problema de que tendrías varios teclados y ratones encima de la mesa.

La solución es comprar un KVM (Keyboard-Video-Mouse) que es un conmutador que permite utilizar el mismo teclado y ratón para varios ordenadores.

Los primeros KVM eran totalmente analógicos, se conmutaban con un interructor y fueron diseñados para controlar múltiples servidores con un sólo teclado y monitor (KV Switch) y posteriormente se añadió la función de ratón y pasaron a ser digitales con lo que uno podía cambiar de un terminal a otro con una combinación de teclas lo cual reducía el desgaste del aparato.

A día de hoy podemos elegir entre KVMs analógicos o digitales (pudiendo conectar un HDMI como terminal, lo que nos permite usar una televisión en lugar de monitor) y con diferentes entradas PS/2 Serie o USB, e incluso conmutar audio y un puerto paralelo.

El que yo he comprado es un D-Link en Elara.ie que es analógico (VGA) con soporte PS/2 y USB (DKVM-2KUPro) para poder usar así el teclado que tengo de Microsoft que además de PS/2 trae un conector USB para un HUB integrado donde tengo enchufado el ratón. El cambio de terminal se hace por teclado y permite cambiar sólo la pantalla (ScrollLk+1) y dejar el teclado y el ratón conectados al otro terminal, o cambiar también los dispositivos (ScrollLk+F1).

Si alguien está interesado en saber qué tal funciona que sepa que el cambio de terminal es rápido y cumple su trabajo perfectamente.

Tener un servidor en casa es un sueño que todo geek ha tenido alguna vez en su vida, de manera recurrente o no.

Pues bien, el otro día mi sueño se cumplió y logré hacerme con un par de máquinas que estábamos desmantelando en el trabajo que ahora mismo tengo en un rincón de casa, todavía sin saber muy bien qué voy a hacer con ellas, porque la verdad es que si bien son muy adecuados para ir montados en un armario de operaciones son algo incómodos para poner en el escritorio! jajaja

La verdad es que ya tengo un par ordenadores que cubren todas mis necesidades y después de todo no sé qué se podría hacer con dos bichos tan potentes…

En fin, algo se me ocurrirá :P

En las versiones actuales de Linux ya no hace falta tener grandes conocimientos de cómo funciona el sistema pero de vez en cuando hay que echar mano de la consola para montar.

Las unidades en Linux no estan necesariamente montadas (es decir, listas para su uso) desde que arrancamos el sistema, aunque a día de hoy casi todas se montan sólas cuando el sistema las detecta pero el problema viene con aquellas que no detectamos porque no son recursos locales, si no que están en otra máquina.

Es decir: cuando pinchamos un USB o metemos un disco se crea un evento que automáticamente monta el dispositivo para que podamos acceder a los archivos que tenemos, pero un disco de red es una máquina totalmente independiente y no está enviando ninguna señal a nuestro ordenador diciendo “eh, que estoy aquí, a ver si me pones en la lista” así que si queremos usarlo tendremos que especificarlo nosotros mismos.

El comando para montar dispositivos en Linux es mount y su funcionamiento es básicamente el siguiente:

sudo mount -t <tipo de dispositivo> -o <opciones necesarias> <dispositivo> <punto de lectura>

De esta manera mount le dice a nuestro sistema que (de atrás a adelante) en el directorio <punto de lectura> vamos a acceder al dispositivo <dispositivo> con las siguientes <opciones necesarias> teniendo en cuenta que es del tipo <tipo de dispositivo>.

En mi caso, (de atrás a alante) creé una carpeta mybookworld en el directorio /media que usaría como punto de lectura, y para acceder al dispositivo puse la  dirección IP del recurso como //direccion_IP/PUBLIC y las opciones para acceder al disco -o user=usuario,password=contraseña y por último el tipo de dispositivo, que en el caso de un disco de red es smbfs.

NOTA: el soporte de smbfs no estaba instalado por defecto así que tuve que hacer sudo apt-get install smbfs para que mount pudiera entender qué demonios es un sistema de archivos SMB.

El problema con el que nos encontramos es qeu sí, podía acceder al disco de red, pero no podía escribir en él a pesar de haber especificado el usuario y contraseña y es que, además de las opciones para acceder al disco, descubrimos que hay que especificar el usuario y el grupo que pueden hacer uso del recurso con las opciones uid=usuario,gid=grupo de manera que al final el comando queda así.

sudo mount -t smbfs -o username=LOGIN,password=PASS,uid=LOCAL_USER,gid=GROUP //NAS_IP/SHARE /dir

De esta manera, también podemos acceder a las carpetas compartidas de un ordenador Windows, siendo el LOGIN y el PASS el usuario y la contraseña válidos para los permisos NTFS -a no ser que sea un sistema FAT32 o que hayamos especificado EVERYONE, que entonces nos lo ahorramos-

sudo mount -t smbfs -o username=WINUSER,password=PASS,uid=LOCAL_USER,gid=GROUP //WIN_IP/SHARE /dir

Espero que os haya servido de ayuda!!!

agosto 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031