You are currently browsing the category archive for the ‘Videos’ category.

Hubo un tiempo en el que la Wikipedia era un proyecto colaborativo donde los usuarios creaban artículos y añadían información, creando contenido para que el conocimiento de muchos pudiera ser disfrutado por todos.

Pero elaborar una enciclopedia libre basándose en las aportaciones de miles, millones tal vez, de usuarios plantea diversos riesgos sobre la información de las fuentes y es por ello que se pusieron en marcha una serie de medidas de orden logístico sobre cuándo crear un artículo, cómo borrarlo, quién decide lo que está bien y lo que no lo está… Decenas de pautas de conducta y orientaciones al uso de la Wikipedia que, como era de esperar, no necesariamente se utilizan de la manera que a todos les gustaría.

Los colaboradores ocasionales no nos leemos esas reglas, claro, y solemos utilizar el buen sentido común y mejorar la ortografía de un artículo si tenemos tiempo y ganas, o incluso crearlo si vemos que falta la información… sin ser conscientes de que nuestra participación en la gran enciclopedia del saber libre es, quizás, en cierto modo vandalismo de forma.

Es por ello que hay otros usuarios, mucho más entusiastas o al menos, con mucho más tiempo libre (sé que esto último parece difícil) que se dedican a vigilar la creación de nuevos artículos y corregir las ediciones de los ya existentes para guardar las formas y el rigor, dentro de lo posible, de lo que se espera de una enciclopedia… o eso pensaba yo.

La realidad es que el carácter vandálico de los usuarios de la Wikipedia no tiene nada que ver con lo esporádico o privado de sus contribuciones. Uno tiende a pensar que alguien que borra o vandaliza artículos ha de hacerlo desde una IP anónima y que casi nunca participe, cuando en la realidad los usuarios más veteranos son igualmente responsables, en muchos casos, de vetar información por no creerla de su agrado o del interés general.

¿Quién me iba a decir a mí que, cuando no encontré en la Wikipedia información sobre una serie que acababa de ver en Internet, era porque uno de esos usuarios había borrado el artículo y dijo que era SPAM?

Pues como me pareció oportuno que esta serie tuviera su mención en la Wikipedia, me dispuse a empezar… aportando los pocos datos que yo sabía, a la espera de que otros fans ampliaran la información, o no… porque no todo interesa a todo el mundo.

Ese mismo día otro usuario había marcado mi artículo Sin Relevancia Aparente. Así, sin alegar nada ni avisarme en mi página de discusión (que para eso hago mis aportaciones usando un usuario registrado).

En un principio pensé que era una manera de que, si realmente me interesaba el artículo, me dedicara a extenderlo ante el miedo de ser borrado (lo cual ya dice bastante poco del ánimo de algunos a la hora de colaborar) pero fue cuando yo le pregunté qué motivos le habían llevado a tomar esa decisión fue cuando respondió que Solo tiene 10 capítulos en internet, y no tiene ninguna referencia de ninguna clase. Los blogs y las redes sociales no son fuentes válidas, y los enlaces externos son solo complementos a la informacion

¿Sólo 10 episodios quién iba a buscar fuentes y continuar lo que yo había empezado? Mejor mandarlo borrar… pero la peor sorpresa fue cuando después de añadir nuevos enlaces a diversas presentaciones y participaciones en certámenes del cómic y cortometrajes me encuentro con la misma actitud: Como ya te he dicho, busca la opinion de un bibliotecario. Supongo que por aquello de que rectificar cuesta trabajo y es mejor que los cambios los haga otra persona… no vaya a ser que piensen que mi criterio no es muy sólido.

A mí, este comportamiento me parece increíble, pero lo peor de todo es que haciendo un seguimiento de la usuaria en particular veo que no se trata de un hecho aislado y que, entre sus múltiples aportaciones, se dedica a etiquetar artículos para su borrado por carecer de relevancia enciclopédica… alegando unas veces que el tema carece de cobertura, y otras veces (textualmente) Que sea o no enciclopedico no se refiere a la cobertura en los medios que puede o no ser mucha, sino a la forma en que esta escrito el texto.

Lamentablemente los bibliotecarios no han visto tampoco la relevancia, aunque uno sí ha reconocido que puede tener cierta aceptación de determinados círculos especializados (osea, entre los frikis) pero yo no soy de los que comparten la opinión generalizada de que la cobertura en los blogs de Internet no sea relevante para una serie que sólo se emite en la red. Al fin y al cabo, ¿qué pueden saber blogs como No sólo gore, GamesAjare, No más Hype o Las horas perdidas sobre frikismo y series de Internet?

Pero por el momento, ahí sigue la etiqueta, esperando a que llegue la hora, y sólo me apena no haber podido encontrar un hueco en la enciclopedia de lo libre y tener que esperar a que más medios generalistas se hagan eco del asunto para poder hablar de ello.

Mientras tanto, os dejo el primer capítulo para que hagáis correr la voz…

There are roads you must not take…

There are armies you must not fight for…

There are positions you must n0t deffend…

There are commands you must not obey…

Even in war… murder is murder.

Para todos los que seáis fans de Portal: la última actualización del juego para PC ha añadido una serie de pistas que indican que una posible secuela, aunque no anunciada aún, podría estar lista para dentro de muy poco.

ATENCIÓN SPOILER: Si no has jugado a Portal y no quieres que te chafen el final, no veas el siguiente video…

Thank you for assuming the party escort submission position.

Con todo este rollo de la crisis algunas personas se han apresurado a publicar en Internet un fragmento de la película El Concursante en la que se explica, a grosso modo, cómo funciona el intercambio de dinero en el mundo capitalista.

La explicación, como ya he dicho antes, está muy simplificada ya que en la actualidad el dinero es una entidad abstracta que no existe más que en las cuentas de los bancos y el cual fluctúa en función de la confianza y del valor del mercado… pero al final, más o menos, la explicación viene a ser la del video: el banco te presta un dinero que no tienes con la condición de que le devuelvas con un interés, que tampoco tienes, pero que confía que puedas conseguir.

Si volvemos al escenario de las 100 monedas esto significa que alguien en algún momento tiene que pedir más por lo mismo, subiendo los precios.

Lo que pase después puede llegar a ser muy complejo ya que alguien puede ampliar su producción para hacer frente a esos intereses y el banco, que no es tonto, emitirá más dinero para pagar esos nuevos bienes de consumo. El dinero perderá su valor al haber más, así que se subirán los intereses y estaremos más o menos igual que al principio… a grosso modo.

La realidad es que, al final, el dinero cambiará de manos… y no tiene por qué pasar a ser del banco, que al fin y al cabo necesita que el sistema se mueva para poder sobrevivir. Unos pocos, que son los ricos, tendrán sus 11 monedas para devolverle al banco, más lo que hayan ganado, y otros se quedarán sin nada, que somos tú y yo.

El pasado mes de febrero, 82.132 personas se sumaban a los más 4,3 millones de parados que hay en España, y es que hemos pasado ya el 18% de la población activa del país, o lo que es lo mismo: que 1 de cada 5 personas, más o menos, en edad de trabajar, no tiene con qué llevarse el pan a casa. Casi nada, monada.

Y mientras pienso en esas cifras me encuentro con que un grupo de iluminados hijos de puta, los mismos que nos han metido en esta crisis, han decidido hacer campaña por el yes we can de apretarnos en cinturón -el nuestro, por supuesto- y arrimar el hombro contando nuestra historia en Internet, a ver si alguien se anima con eso.

La página en cuestión se llama estosololoarreglamosentretodos.org y va de buen rollo, con el fondo negro -que mola más- y legras bien grandotas diciéndonos lo cerca que está la luz al final del tunel. Tienen hasta vídeos a lo Youtube con el “making of” donde podemos ver a tíos populares como Buenafuente y mucha gente llena de esperanza y sonrisas, nada que ver con las caras largas que te puedes encontrar por la calle.

Y es que ¿acaso deberíamos tener los pelos de punta después de tanta alegría en acción?

No hace falta saber mucho de páginas web para darse cuenta de que una puesta en escena así cuesta dinero y que las organizaciones (los punto org, vamos, pa entendernos tú y yo) no suelen tenerlo. Vamos, que no es el sitio donde sueles encontrarte a los que normalmente tienen mucha esperanza y pocos recursos, más del palo de grupos de Facebook o páginas gratuitas donde recogen firmas y donaciones para arreglar el mundo.

¿Quienes son en realidad estos tíos? Pues ellos dicen “Somos gente como tú, y pensamos lo mismo que tú piensas” pero si sigues leyendo en un momento te explico lo iguales que somos…

Pues resulta que hace unos meses, Jaime, que no sé quién cojones es pero siempre queda bien poner un nombre así, sin apellidos ni cargos para que uno pueda compararse, supuestamente un profesional del marketing vio la oportunidad de darle la vuelta a la tortilla y montar todo este tinglado para enbolsarse unos euritos (4 millones) en nombre de la crisis, de todos nosotros y de la Fundación Confianza… que casualmente también son gente como tú y como yo, pero con mucha más pasta.

Vamos, que El Corte Inglés, Indra, Telefónica, Cámaras de comercio y compañía, por citar sólo a unos cuantos, son gente como tú y como yo, y han pensado lo mismo que tú y yo pensamos de esta crisis… ¿a que sí?

Pues a mí todo esto, señores, me huele muy pero que muy mal… porque aquí los que pringamos somos  siempre los mismos. Porque estos señores tan elegantes y con tantas ideas maravillosas no están dentro de los más de 82 mil que en febrero se han quedado sin trabajo, ni entre las 120 mil de enero… y así hasta contar los 4,3 millones de parados que sí tendrán que enfrentarse a una de las peores crisis que ha pasado el país y de la que no tienen ni idea de cómo nos van a sacar.

No, si al final resulta que la culpa la tendremos nosotros, que somos negativos.

Me siento como Julia Roberts en Pretty Woman… excepto en lo de ser puta, claro.

Alguien como tú (1999)

Siempre me da la sensación de que me entero tarde de todo! y no, no es por el concurso VW Polo :P

El otro día, viendo mi sesión diaria de Berto, me encontré con estas dos chicas en un video de Buenafuente y la verdad es que no lo tienen muy bien montado.

Siguiendo la fórmula de Lynne&Tessa -pero sin playback- estas dos chicas de Barcelona sacan punta a sus encantos femeninos colgando sus videos en Youtube mientras se lo pasan pipa y hacen carrera en Internet.

La verdad es que sorprende pensar que haya tardado tanto en ocurrirsele la idea a alguien :P

Mientras tanto, os dejo con mi video favorito ;-)

Por cierto, mi favorito del concurso también era Ángel, que es un cachondo muy creativo (el canal de este tío no tiene desperdicio) y la parte buena de todo esto es que así seguirá buscando suerte y disfrutaremos de nuevas creaciones suyas en Youtube.

Encontrarse con el último video de Ramstein en Youtube (censurado) es tan emocionante como cuando te encontrabas con la película porno de Canal+ en codificado mientras hacías zapping… es decir, mucho más divertido que ver a dos (o más) personas follando por follar.

…aunque si lo que quieres son emociones fuertes aquí lo tienes íntegro.

Nunca me había parado a pensar lo vacías que estaban las canciones para niños con las que crecí hasta que hoy me he encontrado con esta… además de entretenida cuenta con un inmenso valor pedagógico.

Vía: Fase Extra

Hoy me ha hecho mucha ilusión ver que alguien ha recopilado y subido a Youtube unas cuantas ediciones de Curso de ética periodística, una entrañable sección de CQC España donde cada semana se repasaba a un titular de prensa escrita que había sido redactado dando lugar a más de una interpretación.

A continuación os dejo con Juanjo de la Iglesa y la recopilación de su Curso de Ética Periodística

junio 2017
L M X J V S D
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930